¿Piernas gordas o lipedema? Cómo saber la diferencia

El término «lipedema» a menudo trae consigo confusión y un mar de preguntas. ¿Es acaso solo una forma elegante de describir lo que muchos llaman «piernas gordas»? La realidad es que el lipedema es mucho más que un problema estético, es una condición médica compleja y poco comprendida. Este artículo busca arrojar luz sobre el enigma del lipedema, diferenciándolo claramente del simple aumento de peso en las piernas. Te invito a permanecer hasta el final, pues compartiré una revelación inesperada que he descubierto despues de más de 40 años de experiencia.

¿Qué es el lipedema?

El lipedema es una enfermedad crónica que se caracteriza por una acumulación anormal y simétrica de grasa en las piernas y, en ocasiones, en los brazos. A diferencia de la obesidad común, el lipedema tiene componentes genéticos y hormonales significativos y afecta principalmente a mujeres. La grasa depositada en el lipedema es resistente al ejercicio y dietas convencionales, y es importante señalar que no es una consecuencia directa de hábitos de vida poco saludables, aunque estos últimos pueden exacerbar la condición.

Diferencia entre piernas gordas y lipedema

Síntomas del lipedema

El lipedema se manifiesta a través de una serie de síntomas característicos que lo distinguen del simple sobrepeso:

  • Dolor crónico: A diferencia de la grasa común, la del lipedema es dolorosa al tacto y puede generar una sensación constante de pesadez.
  • Hinchazón persistente: La hinchazón en el lipedema no mejora con el descanso o la elevación de las piernas, como suele suceder con la hinchazón general.
  • Piel moteada: Se refiere a una piel con aspecto irregular y con pequeñas áreas de coloración variada.
  • Tendencia a moratones: Las personas con lipedema reportan moratones con facilidad, lo que sugiere una fragilidad capilar aumentada.

Características de piernas gordas por otras razones

En comparación, el exceso de peso en las piernas por causas más comunes como la obesidad se diferencia por:

Distribución de grasa: En la obesidad, la grasa se distribuye de manera más uniforme y es menos probable que cause dolor.

Hinchazón: La hinchazón por retención de líquidos o por estar de pie durante mucho tiempo, generalmente disminuye con el descanso y no es persistente.

¿Por qué es importante saber la diferencia?

Identificar correctamente el lipedema es crucial. Si no se reconoce y se trata, puede progresar a linfedema, una condición que implica la acumulación de líquido linfático y puede ser debilitante. Además, el abordaje terapéutico del lipedema va más allá de la simple pérdida de peso y puede incluir enfoques específicos como la terapia manual y tratamientos farmacológicos.

¿Cómo se diagnostica el lipedema?

Una pregunta que surge con frecuencia es: ¿Cómo saber si tengo lipedema? La respuesta comienza con un diagnóstico adecuado, que se basa en una evaluación detallada de tu historia clínica y un examen físico minucioso realizado por un profesional de la salud. Para confirmar la sospecha de lipedema y descartar otras condiciones similares, como el linfedema o enfermedad venosa crónica, se pueden emplear pruebas complementarias, siendo la ecografía Doppler una de las más comunes. Este proceso diagnóstico debe ser llevado a cabo por un médico especializado en trastornos del tejido adiposo para evitar confusiones con otras enfermedades y asegurar que recibes el cuidado y el tratamiento adecuados.

Cómo saber si tengo Lipedema

Tratamientos disponibles

Una vez diagnosticado, hay varias opciones para tratar el lipedema:

  • Terapia de compresión: Las prendas de compresión no solo reducen la hinchazón sino que también pueden mejorar la circulación y disminuir el dolor.
  • Masajes especializados: El drenaje linfático manual es una técnica de masaje que ayuda a movilizar el fluido y puede aliviar la hinchazón.
  • Medicamentos: En algunos casos, se pueden prescribir medicamentos diuréticos o suplementos para mejorar la circulación y reducir la inflamación.
  • Cirugía: La liposucción específica para lipedema debe ser considerada, y en casos muy avanzados, la cirugía de reducción es necesaria. Estas intervenciones quirúrgicas tienen como objetivo eliminar el exceso de tejido adiposo y mejorar la calidad de vida del paciente.
Tratamiento para Lipedema

Prevención y cuidados

Aunque el lipedema no es una condición que se pueda prevenir debido a su naturaleza genética y hormonal, manejar los síntomas es posible a través de un enfoque proactivo:

  • Nutrición adecuada: Mantener una dieta balanceada puede ayudar a controlar el peso y reducir la progresión del lipedema.
  • Ejercicio regular: Actividades de bajo impacto como la natación, el ciclismo o el yoga pueden beneficiar al mantener la movilidad sin sobrecargar las articulaciones.
  • Cuidado integral: El manejo del estrés, un sueño adecuado y evitar estar de pie o sentado por periodos prolongados pueden contribuir a aliviar los síntomas.

Es imperativo escuchar a tu cuerpo y buscar asesoramiento médico si notas síntomas que puedan sugerir la presencia de lipedema.

Conclusión

A pesar de ser una condición claramente definida y reconocida desde hace décadas, el lipedema sigue siendo un gran desconocido, incluso entre profesionales de la salud. Esto resulta en diagnósticos perdidos o retrasados y, por ende, en tratamientos que se inician demasiado tarde.

Destaco la importancia de la educación y la conciencia tanto en pacientes como en médicos. Si tienes problemas con tus piernas y te identificas con los síntomas mencionados, podrías estar ante una señal de que necesitas una evaluación para lipedema.

No subestimes los signos que tu cuerpo te envía. Más allá de la apariencia de «piernas gordas», tu salud y bienestar pueden estar en juego. Recuerda que cada cuerpo es único y merece atención y cuidado personalizado. Está en tus manos tomar acción y solicitar una consulta con un especialista en lipedema, tomar el camino a una mejor calidad de vida es decisión tuya.

Reserva Tu Consulta

Diferencias entre lipedema y linfedema: conoce sus características y tratamientos

El lipedema y el linfedema son dos trastornos linfáticos con una confusión común: la hinchazón de extremidades. Sin embargo, sus causas y tratamientos difieren significativamente. Mientras que el lipedema se manifiesta por la acumulación de grasa anormal, el linfedema es resultado de una disfunción de los ganglios linfáticos.

Identificar la condición correcta es clave: el lipedema predomina en brazos y piernas, desafiando a menudo los esfuerzos convencionales de pérdida de peso, mientras que el linfedema impone una hinchazón persistente que puede agravarse sin la intervención adecuada.

La Dra. García-Dihinx, especializada en lipedema, guía a los pacientes en Zaragoza, Madrid y Logroño hacia un tratamiento personalizado, iniciando un camino hacia el alivio y la mejora de la calidad de vida.

¿Qué es lipedema?

El lipedema es una enfermedad que se caracteriza por una acumulación anormal de tejido adiposo en brazos y piernas. Esta acumulación de grasa es bilateral y simétrica, afectando por igual a ambos miembros. A diferencia del linfedema, que se produce por una alteración en los ganglios linfáticos, el lipedema está relacionado con una acumulación de grasa excesiva en estas áreas.

Si te preguntas ¿cómo saber si tengo lipedema?, te invitamos a descubrirlo en nuestro artículo especializado que ofrece información detallada y orientación sobre esta condición.

Cómo saber si tengo Lipedema

Características del lipedema

En el lipedema, la grasa se distribuye de manera desproporcionada en las extremidades inferiores, desde las caderas hasta los tobillos, y en los brazos. Esta acumulación de grasa puede hacer que las extremidades afectadas se vean desproporcionadamente grandes en comparación con el resto del cuerpo. Además, la piel en estas áreas suele tener una apariencia irregular y pueden formarse nódulos palpables.

Manifestaciones clínicas del lipedema

El lipedema se caracteriza por la presencia de hinchazón en las extremidades afectadas, que puede variar en intensidad. Además de la hinchazón, los pacientes con lipedema suelen experimentar dolor y sensibilidad en las áreas afectadas. Estos síntomas pueden empeorar con el tiempo y dificultar las actividades cotidianas.

Factores de riesgo asociados al lipedema

El lipedema afecta principalmente a las mujeres y se considera una enfermedad eminentemente femenina. Aunque no se conocen con precisión las causas del lipedema, se cree que está relacionado con factores hormonales, ya que suele manifestarse durante la adolescencia, el embarazo o la menopausia. También se ha observado un componente hereditario en algunos casos de lipedema, aunque no siempre está presente.

Diagnóstico y pruebas complementarias

El diagnóstico del lipedema se realiza mediante la evaluación clínica de los síntomas y la apariencia de las extremidades afectadas. También pueden emplearse pruebas complementarias, como la ecografía o la resonancia magnética, para evaluar la distribución de la grasa y descartar otras condiciones. En algunos casos, puede ser necesario realizar una biopsia para confirmar el diagnóstico.

¿Qué es un linfedema?

El linfedema es una enfermedad del sistema linfático caracterizada por la acumulación de líquido linfático en los tejidos, lo que resulta en una hinchazón crónica en las extremidades. A diferencia del lipedema, que se caracteriza por la acumulación anormal de grasa, el linfedema se debe a una alteración en los ganglios linfáticos o en los vasos linfáticos.

Características del linfedema

El linfedema se presenta principalmente en las extremidades, como las piernas o los brazos, aunque también puede afectar otras partes del cuerpo. La hinchazón se produce gradualmente y se puede manifestar en forma de edema, sensación de pesadez y dificultad para mover las extremidades afectadas.

Manifestaciones clínicas del linfedema

Los síntomas clínicos del linfedema pueden variar, pero generalmente se caracterizan por una hinchazón persistente de las extremidades, cambios en la textura de la piel, como engrosamiento o endurecimiento, y alteraciones en la elasticidad de la piel. Además, puede haber dolor, sensación de calor, picazón y mayor riesgo de infecciones recurrentes en las extremidades afectadas.

Causas y factores de riesgo del linfedema

El linfedema puede ser causado por diferentes factores, entre ellos:

  • Disfunción congénita del sistema linfático: puede estar presente desde el nacimiento debido a malformaciones o alteraciones genéticas en los vasos linfáticos.
  • Daño en los ganglios linfáticos o vasos linfáticos: el linfedema puede ser causado por cirugía, radioterapia, traumatismos o infecciones que dañan los ganglios linfáticos o los vasos linfáticos, lo que interfiere con el flujo normal del líquido linfático.
  • Factores de riesgo: existen algunos factores que aumentan la probabilidad de desarrollar linfedema, como la obesidad, la insuficiencia venosa crónica, la edad avanzada y antecedentes familiares de linfedema.

Diagnóstico y pruebas complementarias

Para el diagnóstico del linfedema, se realizan diferentes pruebas y evaluaciones, que pueden incluir:

  • Historial clínico y examen físico: el médico revisará los síntomas, antecedentes médicos y realizará un examen físico para evaluar la hinchazón y otros signos de linfedema.
  • Medición del volumen de las extremidades: se utilizan técnicas de medición para determinar la diferencia en el tamaño y volumen entre las extremidades afectadas y no afectadas.
  • Pruebas de imagen: en algunos casos, pueden ser necesarios estudios de imagen, como la resonancia magnética o la linfografía, para evaluar la estructura y función del sistema linfático.

Un diagnóstico temprano y preciso del linfedema es fundamental para el tratamiento adecuado de la enfermedad y para minimizar sus posibles complicaciones. Si se sospecha de linfedema, es importante consultar a un médico especializado como la Dra. García-Dihinx para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Diferencias entre lipedema y linfedema

A pesar de que el lipedema y el linfedema pueden presentar similitudes en sus síntomas y afectación de extremidades, existen diferencias importantes entre ambas enfermedades. A continuación, se detallarán algunas de ellas en relación a su origen, sintomatología, tratamientos y el impacto en la calidad de vida de los pacientes.

Origen y causa de cada enfermedad

El lipedema se caracteriza por una acumulación anormal de tejido adiposo en brazos y piernas, y se cree que está relacionado con causas hormonales. Por otro lado, el linfedema se produce por una alteración en los ganglios linfáticos, y puede ser secundario a intervenciones quirúrgicas, traumatismos, infecciones, tratamientos de radioterapia o quimioterapia, o enfermedades crónicas como la Insuficiencia Venosa Crónica (IVC).

Sintomatología y signos diferenciales

En cuanto a los síntomas, el lipedema se caracteriza por la acumulación bilateral y simétrica de grasa en las extremidades, piel irregular y nódulos, así como la presencia de dolor y sensibilidad. Por su parte, el linfedema puede manifestarse de manera unilateral o bilateral, con cambios en la apariencia de la piel, como engrosamientos y alteraciones de color, debilidad muscular, y cambios en la textura y temperatura de la piel.

Tratamientos y enfoques terapéuticos

El tratamiento para ambas enfermedades requiere un enfoque multidisciplinar y no curativo, con el objetivo de aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. En el caso del lipedema, se pueden utilizar medias de compresión, vendajes, drenaje linfático manual, ejercicio físico y cambios en la alimentación. En los casos más severos, se puede considerar la liposucción wall. Para el linfedema, el tratamiento puede incluir la elevación de las extremidades afectadas, prendas de compresión, drenaje linfático manual, terapia física y cirugía reconstructiva.

Impacto en la calidad de vida de los pacientes

Tanto el lipedema como el linfedema pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes. El lipedema, debido a su carácter crónico y la afectación estética, puede generar problemas de autoestima y limitaciones en la movilidad. Por otro lado, el linfedema puede conllevar dificultades en actividades diarias, como vestirse o caminar, así como un mayor riesgo de infecciones y otros problemas de salud asociados.

Reserva Tu Consulta

Famosas con Lipedema: La Lucha Oculta

El lipedema es una condición que, a menudo, se oculta tras el brillo y el glamour de la vida pública. No discrimina, afectando tanto a personas anónimas como a rostros conocidos. Este artículo se adentra en la vida de algunas famosas que han dado un paso al frente para hablar abiertamente sobre su batalla contra el lipedema, convirtiéndose en un faro de esperanza y fuente de información.

¿Qué es el Lipedema?

El lipedema, erróneamente asociado con problemas de obesidad o mala alimentación, es en realidad una enfermedad crónica del tejido adiposo. Se caracteriza por una acumulación anormal de grasa, principalmente en piernas y brazos, que no responde a las dietas o el ejercicio convencional. Más allá de la estética, el lipedema puede causar dolor y afectar significativamente la movilidad y la calidad de vida de quienes lo padecen.

Cómo saber si tengo Lipedema

Itziar Castro: Rompiendo Estereotipos en Pantalla

Itziar Castro ha utilizado su visibilidad para informar sobre el lipedema. Reconocida en el cine y la televisión española, Itziar ha compartido su experiencia personal con la enfermedad, desde el diagnóstico hasta su proceso de recuperación postquirúrgico. A través de su lucha y visibilidad, Itziar ha ayudado a desmitificar el lipedema y ha fomentado un diálogo necesario sobre las diferencias entre esta enfermedad y la obesidad común.

Gladys Seara: La Influencer de la Conciencia

Gladys Seara ha llevado la lucha contra el lipedema a las redes sociales, donde utiliza su plataforma para educar e inspirar. Con miles de seguidores, Gladys comparte su día a día, consejos y apoyo emocional, estableciendo una comunidad donde el silencio y la soledad que a menudo rodean al lipedema se ven interrumpidos por la solidaridad y la comprensión.

Patricia Pérez: De la Televisión a la Concientización

Patricia Pérez, conocida por su participación en la televisión, no ha dudado en mostrar su vulnerabilidad al compartir su experiencia con el lipedema. Su historia es una de coraje, que ha contribuido a la visibilidad de la enfermedad y ha alentado a otras mujeres a buscar diagnósticos y tratamientos adecuados.

Lena Dunham: Una Voz Fuerte en Hollywood

Lena Dunham, conocida guionista, directora y actriz estadounidense, ha documentado su lucha con el lipedema públicamente. Conocida por su franqueza, Lena ha narrado su trayectoria con la enfermedad, ofreciendo una perspectiva íntima y educativa. Su viaje ha proporcionado información valiosa sobre las opciones de tratamiento para el lipedema, incluida la liposucción wal, y ha ayudado a disipar el estigma asociado con el lipedema.

Estrategias de Manejo del Lipedema

A pesar de que el lipedema no tiene cura, existen maneras de gestionar la enfermedad y mejorar la calidad de vida. Las estrategias incluyen desde tratamientos conservadores, como la terapia de compresión y el ejercicio de bajo impacto, hasta intervenciones quirúrgicas en casos avanzados. Cada famosa con lipedema ha encontrado su camino hacia el control, ofreciendo una mirada diversa a las posibles soluciones.

Educación y Comunidad: Pilares contra el Lipedema

La educación es crucial en la lucha contra el lipedema. Al hablar abiertamente sobre la enfermedad, estas famosas han generado un impacto educativo que trasciende fronteras. Las comunidades en línea y las redes sociales han demostrado ser plataformas poderosas para la difusión de conocimientos y el soporte emocional.

El activismo y la sinceridad de estas mujeres no solo han servido para informar sino para invitar a una empatía activa. Esta llamada a la acción nos anima a todos a ser más comprensivos y a apoyar la investigación y la educación sobre el lipedema.

Conclusión: El Poder de la Visibilidad

La lucha contra el lipedema continúa, pero gracias a la valentía de estas mujeres para compartir sus historias, ahora se combate con una mayor conciencia y comprensión. Las experiencias de Patricia Pérez, Itziar Castro, Gladys Seara, Lena Dunham, y otras famosas con lipedema, son testimonios de resistencia y esperanza. No solo han puesto rostro a una enfermedad poco conocida, sino que también han generado una ola de solidaridad y conocimiento.

El legado que dejan estas mujeres va más allá de sus carreras, es un mensaje poderoso sobre la importancia de la aceptación del cuerpo y la auto-advocación. Al revelar sus vulnerabilidades, han desafiado la percepción pública del lipedema y han abierto las puertas para una comprensión más profunda y un mejor acceso a tratamientos efectivos.

El Futuro del Lipedema: Innovación y Esperanza

En la búsqueda de avances para el tratamiento del lipedema, la experiencia de figuras públicas contribuye significativamente a la visibilización de esta condición. Sus relatos enfatizan la necesidad de innovación en las terapias y la detección precoz, factores clave en la mejora del control del lipedema.

Entre estos avances, la Dra. Garcia-Dihinx se destaca por su enfoque especializado en el tratamiento del lipedema. Operando desde Zaragoza, Madrid y Logroño, ofrece a sus pacientes no solo su conocimiento como cirujana plástica y estética, sino también un trato cercano y personalizado.

Para quienes buscan opciones de tratamiento, la Dra. Garcia-Dihinx es una opción de referencia. Su compromiso con la aplicación de las técnicas más avanzadas proporciona a las pacientes nuevas esperanzas en su lucha contra el lipedema.

Si el lipedema afecta tu calidad de vida, considera concertar una cita con la Dra. Garcia-Dihinx. Su práctica se dedica a mejorar tu bienestar y a ayudarte a navegar por esta condición con la mejor asistencia médica posible.

El futuro para quienes viven con lipedema se ilumina con profesionales como la Dra. Garcia-Dihinx, quien lleva la vanguardia en tratamientos eficaces. Es momento de dar un paso adelante y explorar las soluciones que pueden cambiar tu vida.

Reserva Tu Consulta

Lipedema y Anorexia: Una Conexión Compleja

¿Alguna vez te has sentido confundida al ver que, a pesar de una dieta estricta, algunas partes de tu cuerpo parecen no perder peso? Esta es una realidad sorprendente para algunas personas, y el motivo podría no ser lo que esperas. Hoy, descubriremos el misterioso mundo del lipedema y cómo este puede cruzarse inesperadamente con trastornos alimentarios como la anorexia. Al final de este artículo, no solo habrás descubierto la verdad sobre estas condiciones sino que también comprenderás mejor cómo el cuerpo y la alimentación están conectados de maneras que no imaginamos.

¿Qué es el Lipedema?

El lipedema es una condición médica que a menudo es malentendida y que afecta principalmente a las mujeres. Es una enfermedad crónica que causa la acumulación de grasa de manera irregular en las piernas, brazos y, en ocasiones, en otras partes del cuerpo. A diferencia de la grasa normal, esta no desaparece con la dieta o el ejercicio, lo que puede resultar bastante frustrante.

Síntomas Comunes del Lipedema

  • Hinchazón simétrica en piernas y brazos
  • Sensación de pesadez o dolor en las áreas afectadas
  • Tendencia a magullarse fácilmente
  • Problemas de circulación en las extremidades

En este artículo encontrarás más información sobre cómo saber si tienes lipedema.

Cómo saber si tengo Lipedema

La Anorexia y su Impacto

Por otro lado, la anorexia es un trastorno alimentario caracterizado por una imagen corporal distorsionada y un miedo extremo a ganar peso, lo que lleva a la persona a restringir la ingesta de alimentos y a perder peso de manera peligrosa.

Indicios de Anorexia

  • Restricción severa de alimentos
  • Preocupación obsesiva por el peso y la comida
  • Pérdida de peso significativa
  • Miedo intenso a ganar peso, incluso si se tiene bajo peso

La Intersección entre Lipedema y Anorexia

Podría parecer que no hay conexión entre el lipedema y la anorexia, pero en realidad, pueden estar relacionadas de maneras que no son inmediatamente evidentes. Las personas con lipedema pueden desarrollar trastornos alimentarios como la anorexia debido a la frustración constante de no perder grasa en las áreas afectadas por más que lo intenten.

El Efecto Psicológico

El efecto psicológico de no ver resultados puede llevar a un esfuerzo extremo por perder peso, incluso cuando no es saludable. Esto es particularmente preocupante, ya que la restricción de alimentos no ayuda a reducir el lipedema y puede llevar a problemas serios de salud.

Tratamiento del Lipedema

El tratamiento del lipedema se enfoca en gestionar los síntomas y puede incluir:

  • Terapia de compresión para mejorar la circulación
  • Ejercicio suave, como nadar o andar en bicicleta
  • Dieta antiinflamatoria para reducir la hinchazón
  • En casos severos, la cirugía es una opción

La Importancia del Apoyo Profesional

Es esencial que el tratamiento del lipedema sea supervisado por profesionales de la salud que entiendan la condición y puedan ofrecer un plan integral que considere tanto la salud física como la mental.

Solicitar Consulta

Enfrentando la Anorexia

Tratar la anorexia implica un enfoque multidisciplinario que incluye:

  • Terapia psicológica para abordar problemas de imagen corporal
  • Nutrición especializada para garantizar una alimentación saludable
  • Apoyo médico para tratar las consecuencias físicas de la restricción alimentaria

La Recuperación es Posible

Con el apoyo adecuado y un tratamiento personalizado, las personas con anorexia pueden recuperarse y aprender a tener una relación saludable con la comida y su cuerpo.

Prevención y Concientización

La prevención de estas condiciones y la concientización sobre ellas son clave. Es importante:

  • Educar a las personas sobre lo que es el lipedema y cómo reconocerlo
  • Fomentar una imagen corporal positiva y hábitos alimenticios saludables
  • Apoyar a aquellos que luchan con trastornos alimentarios para buscar ayuda

Viviendo con Lipedema y Anorexia

Vivir con lipedema y anorexia puede ser un desafío diario, no solo físico sino también emocional. La clave para una vida saludable y feliz mientras se manejan ambas condiciones radica en entenderlas correctamente y seguir un plan de tratamiento que abarque todas las necesidades del individuo.

La Importancia del Autoconocimiento

Es esencial que las personas afectadas se conozcan bien y sean conscientes de cómo cada afección impacta su vida. Comprender que el lipedema no es resultado de sus hábitos alimenticios, sino de una condición de salud que requiere atención específica, es fundamental para evitar caer en el ciclo de la anorexia.

Estrategias de Manejo Diario

  1. Establecer Rutinas Saludables: Incorporar actividad física moderada y una alimentación equilibrada es crucial.
  2. Apoyo Emocional: El apoyo de amigos, familiares y profesionales de la salud mental puede ser invaluable.
  3. Tratamientos Especializados: Buscar tratamientos que se enfoquen específicamente en el lipedema puede mejorar la calidad de vida.
  4. Educación Continua: Mantenerse informado sobre las últimas investigaciones y opciones de tratamiento disponibles.

La Perspectiva Médica y Psicológica

Desde una perspectiva médica y psicológica, es imperativo que se realice un diagnóstico adecuado de ambas condiciones. Los profesionales de la salud deben trabajar juntos para crear un plan de tratamiento que aborde tanto los aspectos físicos del lipedema como los psicológicos asociados con la anorexia.

Trabajando con Especialistas

Los especialistas en lipedema pueden ofrecer terapias que alivien los síntomas, mientras que los psicólogos y psiquiatras pueden proporcionar el apoyo emocional necesario para manejar la anorexia. La colaboración entre diferentes áreas de la salud es esencial para un manejo efectivo.

Solicitar Consulta

Desmontando Mitos

Existen muchos mitos alrededor del lipedema y la anorexia que pueden crear confusión y estigma. Es vital desmontar estos mitos para que las personas afectadas puedan buscar ayuda sin temor al juicio.

Mitos comunes incluyen:

  • El lipedema es solo sobrepeso: No es así, el lipedema es una condición de distribución de grasa anormal y no se resuelve solo con dieta y ejercicio.
  • La anorexia es una elección: La anorexia es un trastorno psicológico serio y no una decisión voluntaria.

Consejos para Superar los Obtáculos

Los obstáculos en el camino hacia la recuperación pueden ser muchos, pero con determinación y el soporte correcto, se pueden superar. El progreso puede ser lento y requerir paciencia, tanto de la persona afectada como de su entorno.

Celebrar las Pequeñas Victorias

Es importante celebrar cada paso positivo, no importa cuán pequeño sea. Esto ayuda a construir confianza y a reafirmar el compromiso con la recuperación y el control de ambas condiciones.

Recursos y Comunidades de Apoyo

Buscar recursos como grupos de apoyo, tanto en línea como en la comunidad, puede proporcionar un espacio seguro para compartir experiencias y consejos. Estas comunidades también sirven para recordar a las personas que no están solas en su lucha.

Investigaciones y Avances

Mientras se avanza en la comprensión del lipedema y la anorexia, hay esperanza de tratamientos más efectivos y de una mayor conciencia pública. La investigación continúa y, con ella, la posibilidad de una vida mejor para aquellos que viven con lipedema y anorexia.

Conclusiones y Reflexiones Finales

Alcanzar un equilibrio en la vida con lipedema y anorexia es un viaje personal y único para cada individuo. Es un camino de autodescubrimiento, desafíos, y, en última instancia, de crecimiento. La claridad en la información y el acceso a profesionales especializados como la Dra. García-Dihinx puede marcar una gran diferencia.

La Dra. García-Dihinx no solo ofrece un enfoque comprensivo y actualizado en el tratamiento del lipedema sino que también entiende profundamente las complejidades emocionales que pueden surgir en pacientes que también lidian con trastornos alimentarios como la anorexia.

La Dra. García-Dihinx y el Lipedema

«Comprender que cada persona es única y merece una atención personalizada es el principio de mi práctica», afirma la Dra. García-Dihinx. «Al enfrentarse al lipedema, es fundamental no solo tratar la sintomatología física sino también ofrecer un soporte integral que abarque las posibles intersecciones con condiciones como la anorexia».

Si sientes que tu lucha contra el lipedema está teñida por preocupaciones alimentarias o emocionales, o si conoces a alguien que enfrenta estas dificultades, recuerda que no estás solo. El primer paso hacia la recuperación es buscar ayuda especializada.

Solicita tu Consulta Hoy

No permitas que otro día pase sin obtener la ayuda que mereces. La Dra. García-Dihinx está aquí para escucharte, apoyarte y guiarte a través de cada paso del proceso. Pide tu consulta hoy y empieza el viaje hacia una vida más plena y saludable.

Para más información, explorar tratamientos o simplemente para hablar con alguien que entiende, contacta a la Dra. García-Dihinx y da el primer paso hacia una mejor calidad de vida. Recuerda, en esta lucha, no estás sola.

Solicitar Consulta

Lipedema en Hombres: Una Condición Médica Poco Conocida

¿Has oído hablar del lipedema? Esta condición, a menudo confundida con la simple obesidad, afecta a muchas personas, incluidos los hombres. Aunque se habla mucho del lipedema en mujeres, ¿sabías que también puede afectar a los hombres? En este artículo, la Dra. García-Dihinx te va a descubrir más sobre el lipedema en hombres, una condición médica que a menudo es desconocida.

¿Qué es el Lipedema?

El lipedema es una enfermedad crónica del tejido adiposo que causa una acumulación anormal de grasa, principalmente en las piernas y, a veces, en los brazos. A diferencia de la obesidad común o la celulitis, el lipedema no es causado por un exceso de calorías o falta de ejercicio, y no mejora significativamente con la dieta o el ejercicio convencionales. Esta condición a menudo es dolorosa y puede llevar a problemas de movilidad.

Lipedema en Hombres: ¿Es Común?

Aunque se cree que el lipedema afecta principalmente a mujeres, los hombres no están exentos. Sin embargo, en hombres, el lipedema es menos común y a menudo no se diagnostica. Esto puede deberse a la falta de conciencia sobre la condición en los hombres tanto en la comunidad médica como en el público en general.

Síntomas del Lipedema en Hombres

Los síntomas del lipedema en hombres pueden incluir:

  • Acumulación de grasa en las piernas y, a veces, en los brazos.
  • Piernas y brazos desproporcionadamente grandes en comparación con el resto del cuerpo.
  • Dolor y sensibilidad en las áreas afectadas.
  • Piel con aspecto de «piel de naranja«.
  • Facilidad para desarrollar moratones.

Diagnóstico del Lipedema

El diagnóstico del lipedema, especialmente en hombres, puede ser desafiante. A menudo, los médicos pueden confundir el lipedema con la obesidad simple o el linfedema. Un diagnóstico correcto generalmente implica una evaluación clínica detallada y, a veces, estudios de imágenes como la ecografía.

–BOTÓN A ¿CÓMO SABER SI TENGO LIPEDEMA?–

Tratamiento del Lipedema en Hombres

El tratamiento del lipedema en hombres se centra en gestionar los síntomas y prevenir la progresión de la enfermedad. Las opciones de tratamiento que recomienda la Dra. García-Dihinx incluyen:

  • Terapia de compresión para ayudar a reducir el dolor y la hinchazón.
  • Ejercicios de bajo impacto, como la natación o el ciclismo, que ayudan a la movilidad sin causar dolor.
  • En algunos casos, la cirugía, como la liposucción asistida por agua a presión, puede ser considerada para eliminar el tejido graso anormal.

–BOTÓN A TRATAMIENTO LIPEDEMA–

Estilo de Vida y Lipedema

En palabras de la Dra. García-Dihinx, mantener un estilo de vida saludable es crucial para manejar el lipedema. Esto incluye una dieta equilibrada y actividad física regular adaptada a la condición. Aunque el lipedema no se «cura» con la dieta, mantener un peso saludable puede ayudar a reducir los síntomas.

Apoyo y Conciencia

La Dra. García-Dihinx enfatiza en aumentar la conciencia sobre el lipedema en hombres. Muchos hombres con esta condición sufren en silencio debido a la falta de conocimiento y apoyo. Los grupos de apoyo y la educación pueden jugar un papel vital en ayudar a los hombres a manejar mejor su condición.

Desafíos y Avances

El camino hacia el reconocimiento y tratamiento efectivo del lipedema en hombres está lleno de desafíos. Sin embargo, con la investigación continua y una mayor conciencia, hay esperanza para un futuro donde el lipedema en hombres sea reconocido y tratado adecuadamente.

Conclusión

El lipedema en hombres es una condición real y, a menudo, incomprendida. Al educarnos y crear conciencia, podemos ayudar a aquellos que luchan en silencio. Si te preocupa el lipedema o conoces a alguien que podría estar afectado, no estás solo.

La Dra. García-Dihinx, una experta en esta condición, está disponible para ayudarte y explorar opciones de tratamiento. Si estás en Zaragoza, Madrid o Logroño, o incluso si estás dispuesto a desplazarte, una consulta con la Dra. García-Dihinx puede ser el primer paso hacia una mejor calidad de vida.

Haz clic en el botón para reservar tu consulta y empezar tu camino hacia el alivio y el control efectivo del lipedema.

¡No esperes más para obtener las respuestas y el apoyo que necesitas!

Solicitar Consulta

Descubre si tienes lipedema con este test especializado

El lipedema es una enfermedad que afecta primordialmente a las mujeres, manifestándose como una acumulación anormal de grasa en las piernas. ¿Sospechas que puedes tener lipedema? Realizar un test para saber si tienes lipedema puede ser el primer paso para identificar los síntomas. Sin embargo, aunque estos tests ofrecen una primera aproximación, es esencial que un experto valide el diagnóstico.

La Doctora García-Dihinx, especialista en el tema, siempre recomienda una consulta profesional tras el autodiagnóstico para confirmar o descartar la enfermedad. Continúa leyendo para conocer más sobre cómo saber si tienes lipedema, los síntomas, tratamientos y la importancia de un diagnóstico preciso.

Test para saber si tengo lipedema

¿Qué es el lipedema y cómo afecta a las mujeres?

Niveles de lipedema

El lipedema es una acumulación desproporcionada de grasa en áreas específicas como las piernas. A diferencia de la celulitis, esta condición tiene raíces genéticas y puede afectar incluso a mujeres delgadas. Puede causar dolor, propensión a hematomas y problemas de movilidad.

Aunque se sospecha que factores genéticos y hormonales están detrás de su aparición, aún se investiga su causa exacta. Sorprendentemente, cerca del 11% de las mujeres podrían tener lipedema, pero muchos casos pasan desapercibidos por falta de información.

Distinguir el lipedema de otras condiciones es esencial. Si sospechas que podrías tenerlo, realizar un test para saber si tienes lipedema es un paso inicial recomendado. Sin embargo, siempre es vital consultar con un experto en el tema. La Doctora García-Dihinx está especializada en diagnóstico y tratamiento del lipedema y puede ofrecerte la orientación necesaria.

Síntomas y características del lipedema en las piernas

Síntomas de lipedema

Algunos de los síntomas más comunes en lipedema incluyen:

  • Sensación de inflamación y pesadez en las piernas.
  • Piel que duele al tacto.
  • Hematomas fáciles o reacciones exageradas a golpes.
  • Nódulos o zonas endurecidas en las piernas.
  • Dolor, sobre todo al moverte o hacer ejercicio.

Cabe resaltar que el lipedema afecta de manera simétrica ambas piernas, sin llegar a los pies. Y a diferencia de la obesidad, no es resultado de inactividad o dieta inadecuada.

Ante estos síntomas, es crucial consultar con un experto. Un diagnóstico correcto es el primer paso para un tratamiento efectivo.

Importancia del diagnóstico médico en el lipedema

Diagnóstico del lipedema

Identificar el lipedema requiere más que solo reconocer síntomas: necesita la intervención de un experto. Aunque ciertos tests y señales pueden insinuar la enfermedad, el diagnóstico definitivo debe ser realizado por un médico especializado.

Durante la consulta, el médico evaluará la apariencia de la piel, la distribución de la grasa y otros signos físicos. A día de hoy, no disponemos de pruebas diagnósticas específicas para el lipedema, lo que subraya aún más la importancia de una evaluación clínica meticulosa.

Contar con un diagnóstico preciso es esencial para establecer un tratamiento adecuado, atendiendo las particularidades de cada individuo. Si sospechas de lipedema, acudir a un experto es el paso más importante.

Solicitar Consulta

Test para determinar si tienes lipedema

Dada la complejidad de diagnosticar el lipedema y la ausencia de pruebas diagnósticas concluyentes, existen tests diseñados para valorar la presencia de síntomas y características de la enfermedad.

El Test de la Dra. García-Dihinx, con 6 preguntas enfocadas en los síntomas, es una herramienta inicial frecuentemente usada. Aunque ofrece una orientación certera, no sustituye una consulta médica especializada.

Realizar test

Recordemos que estos tests solo ofrecen orientaciones iniciales, no son diagnósticos definitivos. Ante cualquier sospecha de lipedema, la consulta con un experto es esencial.

Limitaciones de los tests autodiagnóstico para lipedema

Test de autodiagnóstico de lipedema

Aunque los tests autodiagnóstico ofrecen una orientación inicial, no son definitivos ni reemplazan una evaluación médica:

Generalización: Estos tests se basan en síntomas generales del lipedema, pero la enfermedad puede manifestarse de formas distintas en cada individuo.

Falta de Precisión: No brindan una evaluación completa ni específica de la condición.

Ignoran Factores Relevantes: No consideran antecedentes familiares, historial médico o resultados de pruebas complementarias como ecografías.

El lipedema requiere un diagnóstico médico riguroso, con una historia clínica detallada y, a veces, pruebas adicionales. Si sospechas de tener lipedema, consulta a un experto. Los tests autodiagnóstico son meramente orientativos.

Solicitar Consulta

Dra. García-Dihinx: especialista en el tratamiento del lipedema

Dra. García-Dihinx

La Doctora García-Dihinx, con consultorios en Madrid, Zaragoza y Logroño, es una reconocida especialista en lipedema, ofreciendo tratamientos avanzados y personalizados a pacientes afectadas. Su propuesta incluye:

Variedad de Tratamientos: Desde procedimientos quirúrgicos como la liposucción y modelación corporal hasta alternativas no invasivas para mejorar estética y movilidad.

Enfoque Integral: Además de técnicas de vanguardia, enfatiza en el aspecto psicológico del lipedema, comprendiendo la relevancia de una atención completa.

Compromiso Continuo: El equipo médico proporciona apoyo constante y atención personalizada a cada paciente.

Si buscas una atención especializada en lipedema, la Dra. García-Dihinx y su equipo son la mejor opción, garantizando excelencia y dedicación en el tratamiento de esta enfermedad.

Solicitar Consulta

Diferencia entre lipedema y celulitis

Cuando observamos alteraciones en la textura y apariencia de nuestra piel, es fácil confundir el lipedema con la celulitis. Pero, ¿cuál es la verdadera diferencia entre lipedema y celulitis? Parecen relacionadas, pero cada una tiene sus características y causas únicas. Adéntrate con la Dra. García-Dihinx para descubrir más sobre estas dos condiciones y cómo diferenciarlas.

Diferencia entre lipedema y celulitis

¿Qué es lipedema?

Si bien ambas implican cambios en la distribución de la grasa subcutánea, existen diferencias importantes entre ellas:

El lipedema

El lipedema se caracteriza por una acumulación desproporcionada y simétrica de grasa en áreas específicas del cuerpo, como las piernas, muslos, caderas y brazos. Aunque no está necesariamente relacionado con la obesidad, el lipedema se cree que tiene un origen genético y hormonal, lo que explica por qué afecta principalmente a las mujeres. Esta condición puede provocar dolor y, a medida que progresa, puede presentar dificultades para caminar y problemas osteoarticulares.

Si quieres necesitas consultar más información sobre el diagnóstico del lipedema, te recomendamos revisar nuestro artículo sobre cómo saber si tengo lipedema.

La celulitis

Por otro lado, la celulitis es una alteración del tejido subcutáneo que se caracteriza por la acumulación de líquidos, toxinas y aumento del tejido adiposo. Afecta tanto a la microcirculación como al tejido intersticial y se manifiesta con la conocida «piel de naranja» en las áreas afectadas. A diferencia del lipedema, la celulitis puede presentarse en mujeres con diferentes tipos de piernas, ya sean delgadas, normales o gruesas. Además, se ha observado que la celulitis puede mejorar con una dieta adecuada y la práctica regular de ejercicio.

Características del lipedema

Características del lipedema

El lipedema se distingue por una acumulación inusual de grasa en zonas específicas del cuerpo, como las piernas, muslos, caderas y brazos. A diferencia de otras condiciones, esta acumulación es simétrica y puede estar presente incluso en individuos delgados, demostrando que no está directamente vinculada con la obesidad.

Si quieres tener una idea más certera sobre si sienes lipedema, te recomendamos realizar nuestro test de lipedema:

Test de lipedema

Acumulación desproporcionada de grasa en áreas específicas

Lo característico del lipedema es que la cantidad de grasa en estas áreas específicas es desproporcionada en comparación con el resto del cuerpo. Es común observar unas piernas, muslos o brazos mucho más voluminosos en comparación con la parte superior del cuerpo. Esta acumulación asimétrica de grasa es diferente a la distribución regular de la grasa en el cuerpo.

Relación con la genética y las hormonas

El lipedema tiene un origen genético y hormonal. Se cree que hay un componente hereditario en el desarrollo del lipedema, lo que significa que puede tener una predisposición familiar. Además, las hormonas también juegan un papel importante en esta condición, ya que se ha encontrado una relación entre el lipedema y los cambios hormonales, como la pubertad o el embarazo.

Problemas asociados y dificultades al avanzar

A medida que el lipedema avanza, puede haber más complicaciones asociadas. Una de las dificultades más comunes es el dolor. Las personas con lipedema pueden experimentar dolor en las áreas afectadas debido al aumento de tejido adiposo. Además, esta acumulación de grasa desproporcionada puede afectar la movilidad y llevar a problemas osteoarticulares. Caminar y realizar actividades físicas puede volverse más difícil y limitado.

Características de la celulitis

Características de la celulitis

La celulitis es una alteración del tejido subcutáneo que afecta tanto a la microcirculación como al tejido adiposo y al tejido intersticial. A diferencia del lipedema, la celulitis puede presentarse en mujeres con diferentes tipos de piernas, ya sean delgadas, normales o gruesas. Se caracteriza por la apariencia de ‘piel de naranja’ en las áreas afectadas, lo que se debe a la acumulación de líquido, toxinas y un aumento del tejido adiposo.

Alteración del tejido subcutáneo

La alteración en el tejido subcutáneo, provoca cambios en la piel que son visibles a simple vista. Esto se debe a la acumulación de líquido y toxinas, así como a un aumento del tejido adiposo en las capas más profundas de la piel. El resultado es una textura irregular y una apariencia nodular en las áreas afectadas.

Apariencia de piel de naranja

Una de las características más distintivas de la celulitis es la ‘piel de naranja’ que se observa en las zonas afectadas. Se debe a la presencia de depósitos de grasa y líquido que ejercen presión sobre la superficie de la piel, creando una textura rugosa y con hoyuelos. Esta apariencia puede ser más evidente al presionar la piel o al realizar determinados movimientos.

Relación con la dieta y el ejercicio

A diferencia del lipedema, la celulitis puede responder de manera positiva a una dieta adecuada y ejercicio regular. Si bien estos cambios pueden no eliminar por completo la celulitis, pueden contribuir a mejorar su apariencia y reducir su gravedad. Una alimentación saludable y la incorporación de actividad física pueden ayudar a disminuir la acumulación de grasa y mejorar la circulación sanguínea, lo cual puede tener un impacto positivo en la reducción de la celulitis.

Tratamientos para el lipedema

Tratamientos y opciones para el lipedema

El lipedema es una condición que requiere una atención especializada para su tratamiento. A continuación, se presentan las opciones de tratamiento más comunes para abordar el lipedema:

Liposucción asistida por agua

La liposucción asistida por agua o liposucción WAL es una técnica mínimamente invasiva que se utiliza para tratar el lipedema. Consiste en disgregar los adipocitos de la grasa acumulada, lo que permite su eliminación. Este procedimiento se puede realizar bajo anestesia local y la recuperación es más rápida que con otros tipos de liposucción. Es importante destacar que la liposucción asistida por agua no está diseñada para la pérdida de peso general, sino para tratar las áreas específicas afectadas por el lipedema.

La Dra. García-Dihinx es la única en Aragón, Navarra y La Rioja que utiliza el avanzado sistema Liposuctor Water-Jet. Si buscas precisión y vanguardia, ella es la elección.

Solicitar Consulta

Uso de faja de compresión y drenaje linfático

Después de someterse a una liposucción asistida, es común que se recomiende el uso de una faja de compresión. Esta prenda favorece la cicatrización y reduce la hinchazón. Además, el drenaje linfático es un tratamiento complementario que ayuda a mejorar la circulación y a reducir la acumulación de líquidos en las áreas tratadas. El drenaje linfático se realiza mediante suaves masajes que estimulan el sistema linfático y facilitan la eliminación de toxinas.

Tratamientos para la celulitis

Tratamiento de celulitis

La celulitis es una condición que afecta la apariencia de la piel, especialmente en las áreas donde se acumula grasa. Aunque no existe un tratamiento específico para la celulitis, existen opciones que pueden ayudar a mejorar su apariencia y reducir sus efectos.

Masajes terapéuticos

Los masajes terapéuticos pueden ser una opción para tratar la celulitis. Estos masajes se centran en estimular la circulación sanguínea y linfática, lo que puede ayudar a disminuir la acumulación de líquidos y toxinas en el tejido subcutáneo. Además, los masajes pueden ayudar a romper los depósitos de grasa y promover la eliminación de celulitis.

Uso de cremas y lociones

El uso de cremas y lociones específicas para tratar la celulitis también puede ser útil. Estos productos suelen contener ingredientes como cafeína, retinol y antioxidantes, que ayudan a estimular la circulación y mejorar la apariencia de la piel. Es importante ser constante en la aplicación de estas cremas y seguir las indicaciones del fabricante.

Dieta saludable y ejercicio regular

Adoptar una dieta equilibrada y realizar ejercicio regularmente puede contribuir significativamente a reducir la celulitis. Una alimentación saludable, baja en grasas saturadas y azúcares, y rica en frutas, verduras y proteínas magras puede ayudar a mantener un peso saludable y reducir la acumulación de grasa. El ejercicio, especialmente el cardio y los ejercicios de fuerza, puede mejorar la circulación, tonificar los músculos y reducir los depósitos de grasa.

Procedimientos estéticos no invasivos

Existen diferentes procedimientos estéticos no invasivos que pueden ayudar a tratar la celulitis de forma segura y efectiva. Algunos de ellos incluyen la radiofrecuencia, la terapia de ultrasonido y la mesoterapia. Estas técnicas se centran en estimular la producción de colágeno, mejorar la circulación y reducir la apariencia de la celulitis.

  • La radiofrecuencia utiliza ondas electromagnéticas para calentar las capas más profundas de la piel. Esto estimula la producción de colágeno y elastina, lo que ayuda a tensar la piel y reducir la apariencia de la celulitis.
  • La terapia de ultrasonido utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para calentar y estimular las células grasas, lo que puede ayudar a romper los depósitos de grasa y mejorar la apariencia de la piel.
  • La mesoterapia consiste en la aplicación de pequeñas dosis de medicamentos, vitaminas y minerales directamente en la piel afectada. Estos medicamentos ayudan a mejorar la circulación, reducir la acumulación de grasa y disminuir la apariencia de la celulitis.

Será necesario consultar con un especialista como la Dra. García-Dihinx para determinar el mejor tratamiento para cada caso, ya que cada persona puede tener necesidades y características específicas. Recuerda que la constancia y la combinación de diferentes enfoques pueden ayudar a obtener los mejores resultados en la lucha contra la celulitis.

Cómo saber si tengo Lipedema

El lipedema es una enfermedad crónica del tejido graso que provoca la acumulación de células grasas en las piernas, brazos y caderas. Se diferencia de la obesidad y el linfedema. Los síntomas incluyen aumento de volumen, pesadez, inflamación y sensibilidad al tacto. Para el diagnóstico, es necesario evaluar clínicamente descartando otros problemas del sistema linfático o venoso. El tratamiento incluye drenaje linfático, vendajes compresivos y técnicas quirúrgicas como la liposucción WAL.

La detección temprana del lipedema es esencial para un tratamiento adecuado y para evitar complicaciones a largo plazo. En este artículo conoceremos las sutiles señales del lipedema y cómo identificar esta condición antes de que avance.

Descubriendo el Lipedema

Descubriendo el lipedema

El lipedema se caracteriza por la acumulación progresiva de células grasas en las piernas, aunque también puede afectar a los brazos y caderas. Esta condición afecta principalmente a las mujeres y se observa una clara predominancia en la distribución de grasa en las extremidades inferiores. A diferencia de la obesidad, la grasa del lipedema no responde a dietas ni al ejercicio físico, y tampoco desaparece con la pérdida de peso.

Definición y características del lipedema

El lipedema se caracteriza por una distribución simétrica de la grasa en las extremidades inferiores, lo que forma una apariencia de «patas de elefante». Esta grasa es palpable y presenta una consistencia dura y nodular. Es importante destacar que el lipedema no está relacionado con la falta de control de la alimentación ni con el sedentarismo, ya que puede presentarse en personas con un estilo de vida saludable.

Diferencias entre lipedema, obesidad y linfedema

A pesar de que el lipedema puede confundirse con la obesidad debido a la apariencia de las piernas, existen diferencias claras entre ambas condiciones. Mientras que en el lipedema la grasa afecta principalmente a las extremidades inferiores y presenta una consistencia dura y nodular, en la obesidad la grasa se distribuye en todo el cuerpo y no presenta características específicas en cuanto a su consistencia.

Por otro lado, el linfedema es la acumulación de líquido linfático en los tejidos, y puede aparecer como consecuencia del lipedema en etapas avanzadas de la enfermedad. A diferencia del lipedema, el linfedema provoca hinchazón en las extremidades afectadas y puede ocasionar complicaciones adicionales.

Es fundamental conocer y diferenciar estas condiciones para un correcto diagnóstico y tratamiento del lipedema con un especialista como la Dra. García-Dihinx.

Reserva Tu Consulta

Síntomas y diagnóstico del lipedema

Diagnóstico del lipedema

Identificar los síntomas del lipedema es esencial para poder diagnosticarlo de manera adecuada y brindar el tratamiento adecuado. A continuación, se detallan los principales síntomas del lipedema, cómo identificar si se tiene esta enfermedad y la importancia del diagnóstico temprano.

Principales síntomas del lipedema

El lipedema se manifiesta a través de una serie de síntomas característicos que debemos tener en cuenta. Algunos de los principales síntomas incluyen:

  • Aumento progresivo de volumen en las piernas, brazos y caderas.
  • Desproporción en la zona afectada en comparación con el resto del cuerpo.
  • Sensación de pesadez y fatiga en las extremidades afectadas.
  • Dolor espontáneo en brazos o piernas, especialmente al tacto o presión.
  • Episodios de inflamación recurrente en las zonas afectadas.

Importancia del diagnóstico temprano

El diagnóstico temprano del lipedema es crucial para poder iniciar el tratamiento adecuado y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Es importante buscar ayuda médica si se presentan los síntomas mencionados y se sospecha la presencia de lipedema. Un diagnóstico temprano permitirá implementar medidas para controlar el avance de la enfermedad y minimizar los síntomas, mejorando así la calidad de vida de quienes la padecen.

Reserva Tu Consulta

Tratamientos y opciones para el lipedema

Tratamientos y opciones para el lipedema

El tratamiento del lipedema se enfoca en aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Existen diferentes opciones terapéuticas, tanto conservadoras como quirúrgicas, que pueden ser utilizadas de forma individualizada según las necesidades de cada paciente.

Tratamiento conservador para el lipedema

El tratamiento conservador es la primera línea de abordaje para el lipedema y se basa en técnicas no quirúrgicas para reducir el volumen y mejorar la sintomatología. Algunas de las modalidades de tratamiento conservador incluyen:

  • Drenaje linfático manual: Esta técnica de masaje especializado ayuda a estimular la circulación linfática, reduciendo la retención de líquidos y disminuyendo la inflamación en las áreas afectadas.
  • Vendajes compresivos: Se utilizan vendajes o prendas compresivas para mejorar el flujo sanguíneo y linfático, reduciendo la hinchazón y el dolor.
  • Presoterapia: Este método utiliza un dispositivo de compresión intermitente que ejerce presión secuencial, promoviendo el drenaje linfático y aliviando la pesadez en las piernas.

Técnicas quirúrgicas para tratar el lipedema

Cuando el tratamiento conservador no es suficiente para controlar los síntomas del lipedema, existen las opciones quirúrgicas. Algunas de las técnicas quirúrgicas utilizadas para tratar el lipedema incluyen:

  • Liposucción WAL: Esta técnica quirúrgica especializada permite eliminar selectivamente las células grasas excesivas en las áreas afectadas, mejorando la forma y el contorno corporal.
  • Mesoterapia: Consiste en inyectar una solución lipolítica directamente en la zona afectada, para ayudar a reducir la acumulación de grasa.
  • Carboxiterapia: Se utiliza dióxido de carbono (CO2) para mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación en las áreas afectadas por el lipedema.
  • Crioterapia: Este método utiliza bajas temperaturas para reducir la inflamación y promover la regeneración de los tejidos.

Recomendaciones y cuidados postoperatorios

Después de someterse a una intervención quirúrgica para tratar el lipedema, es importante seguir las recomendaciones y cuidados postoperatorios para garantizar una recuperación exitosa. Algunas de las recomendaciones comunes incluyen:

  • Utilizar prendas compresivas: Se recomienda el uso de prendas compresivas para controlar la inflamación, promover la cicatrización y ayudar a mantener los resultados obtenidos.
  • Seguir una alimentación saludable: Adoptar una dieta equilibrada y nutritiva puede ayudar a mantener un peso estable y evitar un aumento de la acumulación de grasa.
  • Realizar ejercicio físico: El ejercicio regular, como caminar o nadar, puede favorecer la circulación y fortalecer los músculos, colaborando en el control de los síntomas.

Es importante destacar que el tratamiento y las opciones para el lipedema deben ser evaluados y personalizados por especialistas en la enfermedad, como la Dra García-Dihinx, cirujana experta en lipedema. Cada caso es único y requiere un enfoque individualizado para lograr los mejores resultados.

Reserva Tu Consulta

Preguntas frecuentes sobre el lipedema

Preguntas frecuentes

¿El lipedema se puede prevenir?

No existe una forma concreta de prevenir el lipedema, ya que se cree que su desarrollo está relacionado con factores genéticos y hormonales. Sin embargo, llevar un estilo de vida saludable, mantener un peso adecuado y realizar actividad física regular pueden ayudar a mejorar los síntomas y reducir el riesgo de complicaciones.

¿El lipedema afecta solo a las piernas?

Aunque el lipedema suele manifestarse principalmente en las piernas, también puede afectar los brazos y las caderas. La acumulación de grasa se produce de manera simétrica en estas áreas y puede ocasionar una apariencia desproporcionada en relación al resto del cuerpo. No se limita a las piernas.

¿La liposucción es la solución definitiva para el lipedema?

La liposucción, específicamente la técnica llamada WAL (Water-Assisted Liposuction) es una opción efectiva para tratar el lipedema en casos seleccionados. Sin embargo, no es una solución definitiva, ya que el lipedema es una enfermedad crónica y la grasa podría volver a acumularse con el tiempo. La liposucción alivia los síntomas y mejora la calidad de vida de los pacientes.

Casos reales y testimonios de pacientes con lipedema

Casos reales de pacientes con lipedema

El lipedema es una enfermedad que afecta significativamente la vida de quienes la padecen. Aquí compartimos algunas experiencias personales de pacientes con lipedema, así como el impacto emocional y la calidad de vida asociados a esta condición.

Experiencias personales de pacientes con lipedema

Tamara

Hace unas semanas decidí dar un paso importante, para mejorar mi salud y calidad de vida, someterme a una operación por Lipedema de la mano de la Doctora García-Dihinx y su equipo. Desde la primera entrevista, la operación y el postoperatorio, el proceso ha sido impecable, profesional y sobre todo me he sentido a nivel personal muy acompañada. Por todo ello y por la gran experiencia profesional que la abala decidí ponerme en sus manos.
Su atención personalizada y contacto directo con la Doctora García-Dihinx en todo momento me han hecho sentir cómoda y segura.
Me informó con detalle de todo el procedimiento, preoperatorio, operación y postoperatorio y respondió a todas mis preguntas y preocupaciones, sintiéndome relajada y confiada el día de la operación.
La clínica está equipada con la mejor tecnología para ayudarme con mi enfermedad y sus instalaciones son modernas y acogedoras.
Ahora mismo me encuentro en el postoperatorio, donde, poco a poco, voy viendo los resultados de la operación. Recibo en la propia Clínica de la Doctora sesiones de Indiba con Cristina. Es un profesional excelente, su calidez en el trato y su profesionalidad hacen que las sesiones sean muy agradables. Todo ello, junto con las revisiones de la Doctora, está haciendo que mi recuperación esté siendo excelente.
Volvería a elegir a la Doctora y a su equipo. Su enfoque centrado en el paciente, su atención personalizada y su alta calidad en todo el procedimiento y fases de mi operación son incomparables.

Berta

Hace justo un mes y medio me operé de Lipedema con la Dra. García-Dihinx en la clínica Quirón. Mi operación fue desde debajo de las rodillas hasta la cintura.
La operación fue genial. Aunque es un procedimiento duro y el postoperatorio fue doloroso. Pero tomándolo con calma y poco más de un mes después de haberlo pasado, puedo decir que estoy casi recuperada al 100%.
Mi fisio está encantada con el procedimiento, y es ella la primera que me reconoce que la Dra García-Dihinx me hizo una operación buenísima. A los 15 días ya no llevaba ni moraduras. Sí que he tenido bastante dolor encima de las rodillas, pero es que era la zona donde más lipedema tenía.
Y personalmente, yo estoy muy contenta con la doctora porque durante el preoperatorio y la operación no sólo se preocupó por el lipedema, sino que también amplió la zona a operar para que el resultado estético fuese perfecto. Y para mí, quitando los problemas que da el lipedema, el resultado estético es una parte también muy importante.
Así que, estoy muy contenta por haberme operado con ella y no haber tenido que salir fuera de Zaragoza, ya que tenemos en nuestra ciudad a la mejor profesional para poder quitarnos de encima este problema.
Agradecidísima por todo, y más.

Impacto emocional y calidad de vida de las personas con lipedema

El lipedema no solo afecta el aspecto físico, sino también el bienestar emocional y la calidad de vida de quienes lo sufren. Las personas con lipedema pueden experimentar sentimientos de tristeza, frustración y baja autoestima debido a los cambios en su apariencia y las dificultades para llevar a cabo actividades diarias. Además, pueden enfrentar desafíos en su vida social y laboral.

Es fundamental abordar tanto las dificultades físicas como emocionales que acompañan al lipedema. El apoyo de profesionales de la salud, grupos de apoyo y el compartir experiencias con otros pacientes puede proporcionar un alivio invaluable y ayudar a mejorar el bienestar general.

Reserva Tu Consulta

Qué es el lipedema: Síntomas

El lipedema, predominantemente presente en mujeres, es una condición médica que se distingue por un notable aumento de volumen en las piernas y brazos, desproporcionado al resto del cuerpo. Aquellos que padecen de lipedema experimentan síntomas como sensación de pesadez, inflamación, dolor persistente, picazón, aparición fácil de hematomas y una marcada sensibilidad al tacto. Aunque su origen exacto permanece en el ámbito de la investigación, se sospecha que cambios hormonales y alteraciones en la microbiota intestinal podrían influir en su aparición. En este artículo, desentrañaremos las particularidades del lipedema y las estrategias terapéuticas más efectivas.

¿Qué es Lipedema?

¿Qué es lipedema?

El lipedema es una condición crónica que afecta principalmente a las mujeres y se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en las áreas de las piernas y los brazos. Esta acumulación de grasa es simétrica y se produce de manera desproporcionada en relación al resto del cuerpo, lo que da lugar a una apariencia desigual. A diferencia de la obesidad, el lipedema no se debe a una alimentación poco saludable o a la falta de ejercicio.

Este trastorno del tejido adiposo puede causar molestias físicas, como sensación de pesadez, dolor constante, inflamación e incluso puede afectar la calidad de vida de quienes lo padecen. Es importante tener en cuenta que el lipedema no es solo una cuestión estética, sino una condición médica que requiere atención y tratamiento adecuados.

Si bien las causas exactas del lipedema aún no se conocen completamente, se cree que factores hormonales y genéticos pueden desempeñar un papel importante en su desarrollo. Es fundamental buscar un diagnóstico preciso y un enfoque multidisciplinario en el tratamiento, que puede incluir cambios en el estilo de vida, terapia física y, en casos más severos, cirugía de liposucción.

Factores de riesgo para desarrollar lipedema

Factores de riesgo para desarrollar lipedema

Si bien no se conocen las causas exactas del lipedema, existen algunos factores de riesgo que se han asociado con su desarrollo. A continuación, se enumeran los principales factores de riesgo:

  • Genética: Existe una predisposición genética al lipedema, lo que significa que tener antecedentes familiares de la enfermedad aumenta las probabilidades de desarrollarla.
  • Hormonas: Los cambios hormonales, como los que ocurren durante la pubertad, el embarazo y la menopausia, parecen ser un factor desencadenante en el desarrollo del lipedema.
  • Sobrepeso u obesidad: Si bien el lipedema puede afectar a personas delgadas, se ha observado una mayor incidencia en personas con sobrepeso u obesidad.
  • Edad: Si bien el lipedema puede desarrollarse en cualquier etapa de la vida, generalmente se manifiesta después de la pubertad y tiende a empeorar con el tiempo.

Es importante destacar que la presencia de estos factores de riesgo no garantiza el desarrollo de lipedema, y que algunas personas pueden desarrollar la enfermedad sin tener ninguno de estos factores. Sin embargo, conocer estos factores puede ayudar a identificar a aquellas personas que podrían estar en mayor riesgo y buscar atención médica especializada.

Síntomas del lipedema

El lipedema se caracteriza por una serie de síntomas, estos síntomas pueden variar en intensidad de una persona a otra, pero generalmente incluyen:

  • Aumento de volumen en las extremidades: Las piernas y los brazos presentan una acumulación excesiva de grasa, lo que provoca una apariencia desproporcionada en relación al resto del cuerpo.
  • Sensación de pesadez y dolores continuos: Las personas con lipedema suelen experimentar una sensación de piernas pesadas y fatiga, así como dolores persistentes en estas áreas.
  • Inflamación y retención de líquidos: Las extremidades afectadas pueden mostrar signos de hinchazón y retención de líquidos.
  • Presión y tensión en los gemelos: Muchos pacientes con lipedema experimentan una sensación de presión y tensión en los músculos de los gemelos, lo que puede dificultar la movilidad.
  • Picor y aparición de hematomas: Algunas personas pueden experimentar picor constante en las zonas afectadas, así como la aparición de hematomas con facilidad debido a la fragilidad capilar.
  • Aumento de sensibilidad al tacto: La piel en las áreas afectadas puede volverse más sensible al tacto, provocando molestias o dolor al contacto.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden variar en cada individuo y pueden progresar con el tiempo. Si se sospecha de tener lipedema, es fundamental buscar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Diagnóstico del lipedema

Diagnóstico del lipedema

El diagnóstico del lipedema se realiza a través de un examen físico detallado y un historial clínico completo. La Dra. García-Dihinx puede realizar diversas pruebas para confirmar el diagnóstico y descartar otras condiciones similares.

Si quieres más información sobre el diagnóstico del lipedema, puedes revisar nuestro artículo sobre cómo saber si tienes lipedema.

Algunas de las pruebas complementarias que pueden ser necesarias incluyen:

  • Evaluación del grosor del tejido adiposo mediante ecografías.
  • Elastometrías ecográficas para evaluar la elasticidad de la piel.
  • Exámenes de imagenología avanzada, como la resonancia magnética, para confirmar el diagnóstico y evaluar la gravedad del lipedema.

Es importante mencionar cualquier síntoma o molestia que se experimente, así como informar sobre cualquier otro trastorno o enfermedad existente. El diagnóstico temprano del lipedema es fundamental para iniciar el tratamiento adecuado y evitar complicaciones a largo plazo.

Tratamiento del lipedema

El tratamiento del lipedema se basa en abordar los síntomas y mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen. A continuación, se detallan las diferentes opciones de tratamiento disponibles:

Cambios en el estilo de vida

Realizar cambios en el estilo de vida puede ser fundamental para controlar los síntomas del lipedema. Esto incluye llevar una alimentación saludable, rica en nutrientes y baja en grasas saturadas, así como practicar ejercicio regularmente. Se recomienda evitar el sedentarismo y mantener un peso adecuado.

Terapia física

La terapia física puede ser beneficiosa para aliviar los síntomas del lipedema. Esto puede incluir ejercicios específicos, drenaje linfático manual, masajes y técnicas de compresión. Un fisioterapeuta especializado puede diseñar un programa de terapia física adaptado a las necesidades individuales del paciente.

Tratamientos médicos

En algunos casos, se pueden utilizar tratamientos médicos para controlar el lipedema. Estos pueden incluir medicamentos para reducir la inflamación y el dolor, así como tratamientos tópicos para aliviar los síntomas cutáneos.

Cirugía de liposucción

En casos severos de lipedema, la cirugía de liposucción puede ser una opción. Este procedimiento quirúrgico busca eliminar el exceso de tejido adiposo acumulado en las extremidades afectadas. Es importante destacar que la liposucción aunque no es una cura definitiva para el lipedema, pero proporciona una mejoría significativa en los síntomas y la apariencia física.

Es fundamental contar con la orientación y supervisión de un doctor especializado como la Dra. García-Dihinx, para determinar el mejor enfoque de tratamiento según las características y necesidades de cada persona.

La Dra. García-Dihinx no es solo una experta con más de 38 años y 10,000 pacientes a sus espaldas, es la única en Aragón, Navarra y La Rioja que utiliza el avanzado sistema Liposuctor Water-Jet. Si buscas precisión y vanguardia, ella es la elección.

Reserva Tu Consulta

Cuidados y recomendaciones para pacientes con lipedema

Cuidados para pacientes con lipedema

Para los pacientes con lipedema, es importante tomar medidas para cuidar su salud y gestionar los síntomas de manera adecuada. A continuación, se presentan algunas recomendaciones y cuidados que pueden resultar útiles:

  • Mantener un estilo de vida saludable: seguir una alimentación equilibrada y rica en nutrientes, evitando los alimentos procesados y limitando el consumo de sal y azúcar.
  • Realizar ejercicio regularmente: la actividad física ayuda a mejorar la circulación y fortalecer los músculos, lo cual puede tener un efecto positivo en el lipedema. Consulta con un especialista para determinar qué tipo de ejercicio es adecuado para ti.
  • Usar prendas de compresión: el uso de prendas de compresión puede ayudar a reducir la hinchazón y mejorar la circulación en las extremidades afectadas por el lipedema.
  • Buscar apoyo emocional: el lipedema puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes, por lo que es importante contar con el apoyo de familiares, amigos o grupos de apoyo que comprendan la condición y brinden soporte emocional.
  • Seguir el tratamiento indicado por el médico: si el lipedema está en una etapa avanzada, es posible que se requiera tratamiento médico o cirugía de liposucción. Es importante seguir las indicaciones y recomendaciones del médico especialista.

Mitos y realidades sobre el lipedema

El lipedema es una condición poco conocida que ha generado algunos mitos y malentendidos. A continuación, vamos a aclarar algunos de estos mitos y a proporcionar información basada en evidencias:

  • El lipedema solo afecta a las mujeres: Si bien el lipedema es más común en mujeres, también puede afectar a hombres. Sin embargo, se estima que aproximadamente el 90% de los casos diagnosticados son mujeres.
  • El lipedema está relacionado con la obesidad: Aunque el lipedema a menudo se confunde con la obesidad, es importante destacar que son dos condiciones distintas. A diferencia de la obesidad, el lipedema se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en áreas específicas del cuerpo, como las piernas y los brazos, mientras que el resto del cuerpo puede estar delgado.
  • El lipedema causa dolor: El lipedema puede causar dolor y sensibilidad en las áreas afectadas. Muchas personas describen una sensación de pesadez y molestias constantes.
  • El lipedema se puede prevenir: Actualmente no se conocen medidas específicas para prevenir el desarrollo del lipedema. Sin embargo, llevar un estilo de vida saludable, incluyendo una alimentación equilibrada y la práctica regular de ejercicio, puede ser beneficioso para la salud en general.
  • El lipedema se cura: Desafortunadamente, no hay una cura definitiva para el lipedema en la actualidad. Sin embargo, existen diferentes opciones de tratamiento que pueden ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Mantenerse informado sobre los hechos reales del lipedema es fundamental para comprender y manejar adecuadamente esta condición. Si tienes dudas o sospechas de padecer lipedema, es recomendable consultar a un especialista médico para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Preguntas frecuentes sobre el lipedema

Preguntas frecuentes

¿El lipedema afecta solo a las mujeres?

No, en algunos casos también puede manifestarse en hombres, pero es mucho menos común.

¿El lipedema está relacionado con la obesidad?

Aunque el lipedema puede aparecer tanto en personas delgadas como en personas con sobrepeso u obesidad, no está directamente relacionado con la obesidad. Es una condición caracterizada por una acumulación anormal de grasa en las extremidades, que no se relaciona con la grasa general del cuerpo.

¿El lipedema causa dolor?

Sí, el lipedema puede causar dolor en las áreas afectadas. Esto se debe a la inflamación y la sensibilidad del tejido adiposo. El dolor puede variar desde una sensación de pesadez constante hasta dolores agudos e intensos.

¿Se puede prevenir el lipedema?

No se conoce una forma segura de prevenir el lipedema, ya que su causa exacta aún no está clara. Sin embargo, mantener un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada y ejercicio regular puede ayudar a mantener un peso saludable y, en algunos casos, puede ayudar a reducir los síntomas.

¿El lipedema se cura?

No existe una cura definitiva para el lipedema, pero el tratamiento adecuado puede ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Los enfoques terapéuticos pueden incluir cambios en el estilo de vida, terapia física y en casos más graves, cirugía de liposucción para eliminar el exceso de grasa acumulada en las extremidades.

Recuerda que siempre es importante consultar a un profesional médico como la Dra. García-Dihinx para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Reserva Tu Consulta

Alimentos a evitar si tienes lipedema

¿Conocías acerca de esta enfermedad que afecta a las células grasas? El lipedema es una afección que tiene relación directa con una desproporción que ocurre en las extremidades inferiores a diferencia del resto del cuerpo. Es por eso, que resulta necesario conocer que se puede comer y qué alimentos son prohibidos si tienes lipedema, el objetivo es ayudar a frenar la grasa en estas zonas. 

¿Qué alimentos tienen prohibido consumir los pacientes con lipedema?

Al saber que esta enfermedad es progresiva y que afecta específicamente al tejido graso. Nuestros especialistas en lipedema en Zaragoza, reconocen que aunque quisieran, no es posible erradicarla ni con prácticas deportivas ni con una alimentación 100% libre de grasas. Sin embargo, el afectado si debe mantener un estilo de vida saludable, donde se sea capaz de mantener un régimen adecuado, es decir que debe evitar el consumo de ciertos alimentos, entre los que destacan los siguientes: 

  • Carne roja y de pollo.
  • Embutidos.
  • Leche evaporada, entera y condensada.
  • Aceite vegetal y margarinas.
  • Harinas y trigo blanco en sus distintas versiones como pan, pasta, pasteles, galletas y cereales.
  • Miel, azúcar y edulcorantes.
  • Vegetales en conserva.
  • Cerveza y Vino blanco.

¿Qué tipo de alimentación es el más recomendado para pacientes con lipedema?

Para toda persona con este tipo de enfermedad, más allá de indicarle que alimentos debe evitar si tienes lipedema, se le debe reeducar en su relación con la comida. Puesto que como ya se sabe, los déficits extremos de ciertos alimentos no erradicará esta enfermedad. Sin embargo, una intervención a tiempo ayudará a disminuir los niveles de grasa que se asocien a esta afección. 

De acuerdo a eso, la alimentación que más sugieren los especialistas en lipedema en Madrid a los pacientes con esta condición, estará enfocada en una dieta antiinflamatoria. La cual, más allá de basarla en un régimen para pérdida de peso, su función es que el involucrado mejore su composición corporal en cuanto al porcentaje de grasa respecto a su talla y edad, es decir, a ese tejido adiposo que posee que no está asociado a la patología.

Este tipo de dietas es perfecta para las personas con lipedema, gracias a que ayuda a mantener los niveles glucémicos bajos, a su vez que permite equilibrar las proteínas y priorizar el consumo de ácidos grasos omega 3. Por lo tanto, los alimentos que se deben incluir son el pescado, las legumbres y los huevos, mientras más orgánicos, mejor. 

En el caso de las frutas, las más recomendadas son del grupo que tiene bajo índice glucémico y gran poder diurético, como las moras, fresas, manzanas, banana, kiwi, cerezas, uvas, entre otras, incluida el aguacate. Por su parte, los vegetales pueden ser de todos los colores posibles, ya que tienen un alto efecto antioxidante que favorece a los pacientes con lipedema 

¿El lipedema y la ingesta de alcohol es compatible?

Nuestros especialistas en lipedema en Málaga consideran que la ingesta de alcohol no es compatible con pacientes con esta afección. Por lo tanto, la recomendación es evitar este tipo de bebidas, así como las edulcoradas y energéticas. Las que son realmente aceptables son aquellas que favorezcan el organismo, como el té verde, las infusiones de frutas y el café descafeinado natural. 

De igual forma, el llamado siempre será a ingerirlas con moderación. Puesto que muchas bebidas incluyen azúcares refinados o supuestos edulcorantes que al final terminan causando daño para quienes tienen lipedema. 

Si necesitas ayuda médica respecto a la alimentación correcta en pacientes con lipedema, no dudes en contactar con la  Dra. García-Dihinx, nuestros especialistas estarán encantados de poder ayudarte y buscar una solución que garantice mejorar tu calidad de vida.