Saltear al contenido principal
Cómo Resaltar El Moreno

Cómo resaltar el moreno

Ya avanza septiembre: acabaron las vacaciones y comienza de nuevo el ritmo normal: clases, trabajo… y esa apariencia relajada y bronceada que has conseguido y que tanto te favorece tiene los días contados. Y es que ese tono dorado con el que regresamos de las vacaciones, fruto del mayor tiempo que pasamos al aire libre, sea en la playa o la montaña, las actividades deportivas, al que se suma la mejora que experimenta nuestra piel por el cuidado, el descanso y la ausencia de estrés, resulta tan favorecedor que debería poder mantenerse un poco más. Con él, aunque no lleves maquillaje, parece que las imperfecciones del rostro disminuyen o desaparecen, se potencian los rasgos, se intensifica la mirada, y el efecto final es de una mayor juventud y apariencia más saludable.

resaltar-el-bronceado

¿Es posible mantener esa presencia sin tener que acudir a cabinas de rayos, o abusar del maquillaje?

Obviamente, no es eterno, pero en estas líneas te daremos algunos consejos con los que potenciar y prolongarlo un poco más.

–Hidratación: tu mejor aliado. Una manera de prolongar ese efecto dorado reside en mantener la piel lo más hidratada; de esta manera ese efecto será más prolongado. En algunos casos, seguir utilizando el aftersun, lo potencian; porque además de hidratar, calmar y reparar el daño del sol en la piel, algunas marcas de este producto ayudan a fijar el color y a mantenerlo por más tiempo.

–Utilizar polvos o aceite que hagan tu piel más luminosa y brillante es un recurso para lucir el moreno y sacarle el máximo partido mientras lo tienes. No lo mantienen, pero te ayudan a aprovecharlo al máximo mientras está.

–Recurre al maquillaje: hay algunas técnicas de maquillaje que te ayudarán a potenciar ese tono dorado y moreno que tanto te favorece: sobre todo, aplicándolas a los ojos y los labios. Utilizar en los ojos colores de la gama de marrones y dorados son una buena forma de destacar el tono moreno que todavía mantienes: primero, enmarca la mirada con un uso adecuado del eyeliner, y luego completar el efecto jugando con distintos toques en crudos, marrones y por supuesto los dorados, pues tanto el dorado como el uso de iluminadores son muy favorecedores. Y en cuanto a los labios, según tu tono, busca los tonos nude, marrones, melocotón o, para las más atrevidas, el coral, el naranja,… encuentra el que más te favorece.

–Finalmente, un buen tono de maquillaje será tu aliado necesario. Puedes prolongar el efecto utilizando cremas de base autobronceadoras; si no es el caso, utiliza una base de color que tenga un tono neutro y natural y proporcione un efecto fresco y luminoso, como recién venida de la playa. Suele ser más conveniente el uso de maquillaje en crema, que queda fijado como una segunda piel, frente a maquillajes en polvo. Huye del efecto “máscara”, que lejos de favorecer, tiene un resultado tan artificial y postizo que aparenta lo contrario de lo que queremos transmitir. El objetivo final es conseguir un acabado lo más natural posible. En el mercado puedes encontrar muy buenas soluciones para todos los bolsillos. Los polvos, perfectos para dar un toque de color bronce en mejillas y potenciar el color base.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Contactar por WhatsApp