Lipedema en piernas

Lipedema en piernas: síntomas, tratamientos

Enfrentando el lipedema: ¿sabías que esta condición crónica afecta principalmente a mujeres, causando acumulación de grasa en las piernas y molestias al caminar? A menudo confundido y poco conocido, el lipedema es independiente del peso corporal. En nuestra clínica, liderada por la Dra. García-Dihinx, nos especializamos en diagnósticos tempranos y tratamientos innovadores para el lipedema. Descubre cómo podemos ayudarte en Zaragoza, Madrid, Logroño y Málaga.

¿Qué es el lipedema en piernas?

El lipedema en piernas se caracteriza por la acumulación simétrica de grasa en esta zona del cuerpo. A diferencia de la obesidad, esta acumulación de grasa no puede eliminarse mediante cambios en la dieta ni con ejercicio físico.

El lipedema en piernas puede convertirse en una enfermedad invalidante, ya que causa dolor, sensibilidad, tendencia a tener moratones, dificultad para caminar e incomodidad en las rodillas. La pérdida de elasticidad en la dermis y la temperatura más baja en la zona afectada son otros síntomas característicos de esta enfermedad.

Es importante destacar que el lipedema en piernas no está relacionado con el sobrepeso o la obesidad, por lo que no se puede solucionar simplemente perdiendo peso. Es una enfermedad progresiva que puede afectar gravemente la calidad de vida de quienes la padecen.

Aunque el lipedema en piernas es más común en las mujeres, también puede afectar a los hombres en casos excepcionales.

Síntomas del lipedema en piernas

El lipedema en piernas presenta varios síntomas distintivos, afectando la vida diaria de quienes lo padecen. Entre los síntomas más comunes se encuentran:

Dolor y sensibilidad en las piernas

El lipedema en piernas se caracteriza por la presencia de dolor y sensibilidad en las piernas. Las pacientes suelen experimentar molestias constantes, que pueden variar en intensidad.

Este dolor puede dificultar las actividades diarias y el movimiento, afectando la calidad de vida de las personas que lo padecen.

Descompensación entre piernas y pies

Otro síntoma común del lipedema en piernas es la descompensación entre piernas y pies. Se produce un desequilibrio en la distribución de la grasa, lo que hace que las piernas se vean más abultadas en comparación con los pies. Esta descompensación puede dificultar aún más el caminar y causar una sensación de pesadez en las extremidades inferiores.

Tendencia a tener moratones y hematomas

Las personas con lipedema en piernas suelen tener una mayor tendencia a desarrollar moratones y hematomas. Incluso ante pequeños golpes o roces, es común que aparezcan manchas de color violáceo en la piel. Esta sensibilidad y fragilidad capilar característica del lipedema puede causar incomodidad y preocupación en quienes lo experimentan.

Aparición de venas varicosas

El lipedema en piernas puede llevar a la aparición de venas varicosas en la zona afectada. Las venas varicosas son venas dilatadas y tortuosas que se ven bajo la superficie de la piel, y su presencia puede agravar los síntomas del lipedema, causando mayor dolor y malestar.

Pérdida de elasticidad en la dermis

Una consecuencia del lipedema en piernas es la pérdida de elasticidad en la dermis. La piel se vuelve más lisa, menos flexible y menos resistente. Esta pérdida de elasticidad puede llevar a la formación de arrugas o pliegues en la piel, agravando la apariencia estética y afectando la autoestima de las personas afectadas.

Temperatura más baja en la zona afectada

En el caso del lipedema en piernas, la temperatura en la zona afectada tiende a ser más baja que en otras partes del cuerpo. Esto se debe a la acumulación de grasa y a la dificultad del flujo sanguíneo en esa área. Esta diferencia de temperatura puede manifestarse como sensación de frío o como una mayor necesidad de abrigar la zona afectada.

Diferencias entre el lipedema y el linfedema

El lipedema y el linfedema son dos enfermedades distintas, a pesar de que comparten algunos síntomas similares. Es importante diferenciar entre ellas, ya que el tratamiento y control de cada una es diferente.

  • Diferencia en la acumulación: Mientras que el lipedema se caracteriza por la acumulación de grasa de forma simétrica en las piernas, el linfedema tiene que ver con la acumulación de líquido linfático en los tejidos.
  • Causas subyacentes: El lipedema se atribuye principalmente a factores hormonales y genéticos, mientras que el linfedema puede ser causado por problemas en el sistema linfático, como la obstrucción o disfunción de los vasos linfáticos.
  • Relación con el sobrepeso: Aunque el lipedema puede presentarse en personas con sobrepeso, no está directamente relacionado con la obesidad. Por otro lado, el linfedema no está necesariamente vinculado al peso corporal.
  • Síntomas adicionales: Además de la acumulación de grasa, el lipedema puede causar dolor, sensibilidad, tendencia a tener moratones y dificultad para caminar. En cambio, el linfedema puede manifestarse con hinchazón, sensación de pesadez en las extremidades, infecciones recurrentes de la piel y reducción en la movilidad.
  • Tratamientos: Si bien ambos trastornos pueden beneficiarse de la fisioterapia y el uso de prendas de compresión, el tratamiento del lipedema se enfoca más en la reducción de la grasa a través de la liposucción WAL u otros métodos quirúrgicos especializados. Por otro lado, el linfedema requiere terapias de drenaje linfático, cambios en el estilo de vida y el manejo de infecciones.

Diagnóstico y tratamiento del lipedema en piernas

El diagnóstico temprano del lipedema en piernas es fundamental para iniciar el tratamiento adecuado y evitar que continue desarrollándose. Entre las distintas opciones de tratamiento son:

Ejercicio físico específico y fisioterapia

El ejercicio físico específico y la fisioterapia son dos pilares fundamentales en el tratamiento del lipedema en piernas. Un programa de ejercicio adaptado y supervisado por profesionales puede ayudar a mejorar la circulación y la movilidad, reducir el dolor y fortalecer los músculos.

Intervención quirúrgica para eliminar la acumulación adiposa

La liposucción WAL (Water-Jet Assisted Liposuction) es un método quirúrgico avanzado para tratar el lipedema en piernas. Realizada por cirujanos expertos, ofrece alivio efectivo y mejora la calidad de vida en pacientes con lipedema.

Esta técnica utiliza un chorro de agua a alta presión para descomponer y extraer selectivamente la grasa afectada, preservando los vasos sanguíneos y el tejido conectivo.

Comparada con la liposucción tradicional, reduce el trauma y el sangrado, facilitando la recuperación y con menos efectos secundarios.

Como en cualquier cirugía, un especialista como la Dra. García-Dihinx debe evaluar al paciente para confirmar que es un paciente ideal para este tratamiento.

Plan nutricional para reducir y controlar la grasa corporal

Adoptar un plan nutricional equilibrado y saludable es fundamental para reducir y controlar la grasa corporal en el lipedema en piernas.

Un nutricionista especializado puede diseñar un plan personalizado que se ajuste a las necesidades individuales del paciente.

Otros tratamientos como mesoterapia, presoterapia y radiofrecuencia

Además de los tratamientos mencionados, existen otras opciones como la mesoterapia, la presoterapia y la radiofrecuencia. Estas terapias pueden complementar el tratamiento principal y ayudar a mejorar los resultados en el lipedema en piernas.

Es importante destacar que , por lo que es necesario realizar una evaluación individual para determinar el cada caso de lipedema en piernas es únicomejor plan de tratamiento. La Dra. García-Dihinx puede ofrecer orientación y recomendaciones específicas para cada paciente.

– BOTÓN A SOLUCIONES PARA EL LIPEDEMA EN PIERNAS–

Importancia del diagnóstico precoz y la cobertura de la Seguridad Social

El diagnóstico precoz del lipedema en piernas es fundamental para iniciar a tiempo los tratamientos necesarios y poder aliviar los síntomas de esta enfermedad. Identificar los signos y síntomas en las etapas iniciales puede marcar la diferencia en la calidad de vida de las personas que lo padecen.

Es lamentable que, a día de hoy, el lipedema sea una enfermedad poco conocida tanto en España como en el resto del mundo. Esto dificulta en gran medida su diagnóstico y tratamiento adecuado. Muchos médicos desconocen su existencia y los pacientes pueden pasar años visitando diferentes especialistas sin recibir un diagnóstico correcto.

La falta de conocimiento también impacta negativamente en la cobertura del tratamiento del lipedema en la Seguridad Social. Es necesario que los profesionales médicos y las autoridades sanitarias estén informados y sensibilizados sobre esta enfermedad para garantizar que los pacientes tengan acceso a los recursos necesarios.

Es importante destacar que, a medida que avanza la enfermedad, el impacto en la calidad de vida se vuelve cada vez más significativo. Por eso, es crucial lograr un diagnóstico rápido y certero para brindar un tratamiento oportuno y adecuado. Además, es fundamental trabajar en la concienciación y difusión de información sobre el lipedema, tanto entre los profesionales de la salud como en la sociedad en general.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta