Resaltar-pechos-pequenos

Cómo resaltar los pechos pequeños

El pecho es una de las partes de la anatomía femenina que más nos representa; por eso suele ser motivo habitual de preocupación o complejos: tanto si el pecho es muy grande, como si es demasiado pequeño, o se muestra caído, o tiene una forma asimétrica o desigual. En este texto vamos a ver qué se puede hacer si tu problema es un pecho muy pequeño.

Las mujeres que tienen pecho pequeño se quejan de la falta de volumen porque, evidentemente, presentan una figura demasiado juvenil, adolescente, de jóvenes en proceso de crecimiento que no tienen completamente desarrollados los atributos específicamente femeninos.

Sin embargo, sea cual sea tu anatomía, la elegancia y la belleza no consiste en tener unas medidas estándar o normalizadas sino en encontrar la ropa y los complementos que destacan  y potencian la belleza propia. Por eso, en lugar de pensar en todo lo que nos falta y lo que se podría hacer con un cuerpo y un pecho que no es el tuyo, la opción más inteligente es la de conocerse mejor y encontrar aquellas prendas que muestran y potencian nuestros puntos fuertes, y evitar aquéllas que menos nos favorecen.

Aparte de que una persona que tiene poco pecho tiene mucha más libertad para realizar diferentes actividades físicas y deportivas, la buena noticia es que también tiene más posibilidades de encontrar prendas que le favorezcan. Si es tu caso, advierte: puede ser momento de probar cosas nuevas, experimentar el efecto visual de los distintos colores, formas y estampados.

Formas de potenciar el pecho pequeño

Tenemos que decir que hay distintas formas de potenciar y destacar el pecho sólo con la selección de las prendas que se van a vestir. Así, por ejemplo, un escote palabra de honor, además de ser muy favorecedor al dejar los hombros al descubierto, potencia la figura, centrando la mirada en la parte superior y disimulando la falta de tamaño del pecho. Los escotes pronunciados favorecen y destacan el pecho, el juego de colores o incluso el uso de estampados que agrandan visualmente la zona… son recursos que se pueden utilizar para compensar un pecho de tamaño menor.

aumentar-el-pecho-pequeno

Potenciar otras parte del cuerpo

Otro recurso a nuestro alcance es, justamente, el contrario: en lugar de centrar la mirada en el pecho, destacar alguna otra parte de nuestra anatomía en la que estemos más satisfechas: así, podemos aprender de las artistas que deslumbran en la pasarela que, sin tener unos senos demasiado prominentes, hacen que la mirada de los demás se centre en otros lugares: unos abdominales y vientre plano, mediante el uso de tops; potenciar el rostro… Lo mismo: si eres la afortunada que puede lucir unas largas y torneadas piernas, o un cuello esbelto y alargado, puedes hacer que el efecto global sea espectacular potenciando y redirigiendo la mirada de los demás sobre el rostro, o las piernas, o cualquier otra parte de tu anatomía.

Elección de otros recursos

Por otro lado, no deben olvidarse todos los recursos que la sección de ropa íntima y lencería nos facilita: sujetadores con relleno, que levantan el pecho, que le dan su forma redondeada etc. Los resultados son óptimos.

Si la belleza y la elegancia reside en saber vestir, el 99% del éxito consiste en el conocimiento propio; saber cómo es nuestro cuerpo, cómo vestirlo para destacar sus puntos fuertes; qué colores le favorecen; qué estampados disimulan, etc. Obviamente, también hay que conocer qué prendas (con qué corte y color) no te favorecen, y en consecuencia, renunciar a ellas para siempre. De la infinidad de estilos que estación a estación la moda nos ofrece, anímate a experimentar los distintos códigos y prendas que se proponen; anímate a aprender de los nuevos tejidos y acabados, de las distintas tendencias, y encontrarás muchos recursos con los que verte muy favorecedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *